Diseño de etiquetas para la nueva gama de vinos de la Bodega Munar elaborados de forma artesanal y con aromas peculiares. Todo el concepto gira alrededor de un elemento “Es Convent” (El Convento) que da nombre al vino. Buscamos un contraste fuerte tanto en la imagen, la de una monja en una situación poco habitual, como en el color con el estampado floral de su sotana similar al estilo de diseño Pop Art. Durante el proyecto también se diseñó el emblema de la bodega basándonos en el escudo heráldico de la familia y la fuerte unión de ésta con los viñedos.